Un carnicero admite que cuando ve un tumor en la carne, lo quita y lo vende igual

coOIL7G2y6e2jKFlq-ZFR0OG1NpY19g_5TWsEbdhL_8-1024x768-750x400

[Noticia]

Y comenta que no es una excepción, sino que se lo ha visto hacer con sus ojitos a sus compañeros de profesión de manera habitual. Y es que es lógico; la carne no está nada barata, y los cortes no se pueden desechar porque vengan con algún que otro turmorcillo. Así que se corta el trozo que parece “raro” y el resto se vende. Ojos que no ven, estómago que no siente.

Al menos no lo pican todo y hacen con ello hamburguesas, aunque pasará también en más de una ocasión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: